Justificaciones para el divorcio

La ley del estado de Texas permite divorcios “sin culpa”. De todas formas, si un cónyuge tiene la culpa del fracaso del matrimonio, el tribunal puede tomar eso en consideración para determinar qué es una división equitativa (justa) de la propiedad de la pareja. Por esa razón, es posible que desee incluir motivos de culpa en su petición de divorcio.

Los motivos legales para un divorcio por culpa son: adulterio, trato cruel (que hace que vivir juntos sea insoportable), abandono (por al menos un año con la intención de abandonar), encarcelamiento a largo plazo (más de un año), confinamiento a un hospital psiquiátrico durante al menos tres años, o vivir separados durante al menos tres años. Para un divorcio sin culpa, su petición alega “insostenibilidad”, que se define como discordia o conflicto de personalidades que destruye los fines legítimos del matrimonio e impide cualquier expectativa razonable de reconciliación.