Leyes de divorcio en Arizona

Según las leyes de divorcio en el estado de Arizona, ninguno de los cónyuges tiene que dar razón para presentar la solicitud de disolución del matrimonio. El simple hecho de argumentar que la relación se encuentra “irremediablemente rota” es suficiente para iniciar el proceso.

Claro que no será un asunto fácil de resolver y menos si descarta el asesoramiento de un abogado de familia, por eso es necesario entender las leyes del lugar donde reside para tener en cuenta los requisitos dispuestos a la hora del trámite. 

Requisitos de residencia para un divorcio en Arizona

En Arizona es requisito fundamental para hacer la petición de divorcio, que uno de los cónyuges resida no menos de 90 días en el estado, antes de iniciar el proceso de disolución del matrimonio. Asimismo es necesario que la petición se haga en el condado donde reside la persona que inicia la demanda. 

Causas para solicitar un divorcio en Arizona

Si su matrimonio fue concebido sin ningún acuerdo, el juez encargado de procesar su petición de divorcio solo tendrá en cuenta que  la relación está “irremediablemente rota”. Esto facilitará la aprobación de la demanda. Pero si los miembros de la pareja se casaron en carácter de “matrimonio pactado”, entonces el juez necesitará valorar los siguientes elementos:

  • Adulterio de uno de los cónyuges.
  • Uno de los cónyuges consumó un delito grave y ha sido condenado a muerte o a prisión.
  • Abandono del matrimonio por parte de uno de los miembros de la pareja al menos por un año y sin intención de regresar, antes de la petición de divorcio.
  • Abuso físico, doméstico o sexual de uno de los cónyuges con un niño, pariente o el otro miembro de la pareja.
  • Convivencia separada de forma continua durante un año como mínimo, antes de la petición de divorcio al tribunal.
  • Consumo y abuso de drogas o alcohol.
  • Acuerdo mutuo de la disolución del matrimonio.

Documentos e información que se debe proporcionar para el divorcio

Entre la documentación y la información que se debe tener en cuenta a la hora de presentar una demanda de divorcio en Arizona se encuentra la petición ante el juez, de acuerdo con los estatutos 25-314 del estado. La petición debe incluir fecha de nacimiento, ocupación y dirección de las partes, la fecha y el lugar de la ceremonia de matrimonio y si el matrimonio es convenido, también es necesario que contenga los nombres, fechas de nacimiento y direcciones de todos los hijos vivos. En caso de que la esposa esté embarazada en el momento de solicitar el divorcio, debe declararlo en el documento.

Además debe incluir la hoja de datos sensibles, aviso del acreedor, mandamiento judicial preliminar conjunto, la notificación del derecho a convertir el seguro de salud y la notificación de la solicitud de divorcio a su cónyuge, donde se le informa a la persona demandada que deberá contestar la petición en un término de 20 días para no perder ningún derecho. 

¿Cuándo se adjudica la manutención del cónyuge?

Los tribunales de Arizona tienen en cuenta muchos factores para decidir si se concede la manutención del cónyuge o pensión alimenticia como también se le conoce. Por ejemplo:

  • La necesidad razonable de bienes suficientes, incluidos los que se concedan en el proceso de divorcio.
  • La solvencia económica de acuerdo al tipo de empleo y el historial de trabajo.
  • La contribución a las oportunidades educativas del otro miembro de la pareja.
  • El esfuerzo por conservar el matrimonio y la duración del mismo.
  • La edad.
  • El estado de salud.
  • Recursos financieros de los cónyuges. 

La adjudicación de la manutención y el monto depende de la decisión del juez, luego de valorar todas las pruebas que reflejen la necesidad objetiva de recibir una pensión alimenticia por parte del otro cónyuge.

Repartición de bienes

En el estado de Arizona los bienes se reparten de forma equitativa y justa entre los dos miembros de la pareja, en un proceso de divorcio. Eso no significa que la parte de la fortuna que haya sido donada, regalada o adquirida antes del matrimonio forme parte de la repartición. En ese caso, el patrimonio continúa siendo individual y es excluido por el juez.

¿Cuánto tiempo demora el proceso de divorcio en Arizona?

El tiempo de duración de un proceso de divorcio en Arizona no es absoluto y obedece tanto al tipo de disolución matrimonial, como a los acuerdos que las partes logren llegar en cuanto a la repartición del patrimonio, de la guarda y cuidado de los hijos y al cumplimiento de las leyes del estado. Así que los plazos pueden variar  entre 3 meses, 2 años y hasta más, en el peor de los casos. 

La pericia del abogado que elija para ser representado ante el tribunal, también influirá  posiblemente en el éxito del proceso.  

¿Cuánto cuesta un divorcio en Arizona?

El costo de un divorcio en Arizona depende de la complejidad de cada caso. Para un divorcio amistoso el costo es mucho menor, mientras que los honorarios de limadura varían dependiendo de la jurisdicción.

Un divorcio simple, sin hijos ni bienes y que ambas partes estén dispuestas a firmar, puede costar $299.00 más los costos de la corte. En el condado de Maricopa, por ejemplo, las tasas judiciales son $338.00.